miércoles, 18 de enero de 2017

Lo mejor para distribuir las peliculas xxx

Ya comenté que el sistema operativo Linux es el preferido por la mayoría de los programadores que se dedican a este trabajo de forma profesional. Y por otro lado, es el que ofrecen mayoritariamente las empresas de hosting, por los bajos gastos que les origina, tanto a ellos como a sus clientes.

Indudablemente, la economía es un factor importante a la hora de crear un negocio, y contar con algo seguro que es de bajo precio y que da buenos resultados casi te soluciona la papeleta. Es por eso que muchos de los programadores informáticos, desarrolladores web y empresas de alojamiento no se quiebran la cabeza, ya que si algo funciona, no hay que darle más vueltas. Por eso, ¿es de extrañar que las grandes webs de películas X se alojen en servidores que funcionan con el sistema Linux?

Claro que no, precisamente en eso está la clave. Estas webs, o al menos las grandes, como por ejemplo Xvideos, tienen un tráfico bastante incesante (no creas que las pequeñas no lo tienen, más bien les aqueja problemas de liquidez al competir con estos gigantes del porno), que generan un gasto en ancho de banda, velocidad de línea y un mantenimiento continuo para evitar que nada falle. ¿Te imaginas que en medio de un excitante vídeo de sexo entre hermanos, la web se cayera y te quedaras cacareando y sin plumas, con la polla tiesa y el asunto a medio terminar?

Te cagarías en todo lo que se menea, como es natural. Y puede ser que no volvieras a esa web porno, o al menos de momento, por el cabreo que llevarías, y que del tirón te cambiaras a Redtube xxx. Eso es algo que las grandes distribuidoras de porno en internet quieren evitar a toda costa, ya que su fama y también su capital depende de que el público no deje de acudir a ellas siempre que quieran disfrutar de visionado porno, u otros servicios x de las que ofrecen.

Los fox tube tienen una ventaja sobre otras web de sexo online, y es que al ser vídeos principalmente de corta duración (menos de 30 minutos por lo general), su visionado se hace más fácil de mantener con respecto a las prestaciones del servidor. En este sentido, el mayor problema lo tendrían aquellos sitios que distribuyen películas para adultos a la antigua usanza, es decir, films de hora y media o dos horas.

Estos últimos sitios suelen tirar mucho del streaming, o sea visionado en línea directamente a la pantalla, sin necesidad de almacenamiento. Por lo general suelen ser de pago, y esto les da un margen de gasto mayor que a otras web tipo Youporn; pero por contra necesitan un mayor control y mantenimiento del servidor para que todo vaya correctamente, que a veces puede dar al traste con los beneficios que se creían generar.


Por todo esto, se entiende que los sitios porno de internet se alojen principalmente en estos tipos de hosting, con un sistema operativo que produzca poco gasto; sobre todo porque, si quieres hacer negocio, necesitas una buena cantidad de webs dedicadas al mismo tema, no vas a solucionarte la vida sólo con una, aunque siempre podrías correr el riesgo. Aunque, ojo, cuidado con lo que comenté en el anterior post.

En él te explicaba que Linux es un sistema que necesita conocer programación para manejarlo, no es tan intuitivo como Windows; por esa causa, puedes hacer dos cosas: o contratar a un programador o a la misma empresa de hosting para que mantenga tu sitio web, o bien invertir en educación en hacerte unos cursos donde puedas aprender a manejar este sistema operativo. Tú decides, puedes hacer una cosa u otra, pero no cometas el error de intentar hacerlo todo por tu cuenta, ya que el hacerte el tacaño en este tema puede hacer que te encuentres con un problema que no puedas solucionar.

Espero haber aclarado algunas de las dudas de aquellos que estén pensando en adentrarse en el mundo de las webs porno, o de cualquiera que tenga la curiosidad de saber por qué Linux es el sistema más ofrecido y el más económico que puedes encontrar al alojar tu sitio web.

jueves, 29 de diciembre de 2016

Las ventajas y desventajas del sistema Linux



Conforme la informática va introduciéndose en nuestas vidas de forma imparable, empezamos a conocer otros conceptos y sistemas que van más allá del clásico Windows y de su tan afamada usabilidad. Son muchos los usuarios que conocen y trabajan con Linux, gente que empezó probándolo como una alternativa curiosa y que ahora se han vuelto totalmente adeptos a él.
Pero, ¿en realidad es una alternativa tan maravillosa a Windows? Bueno, todo tiene sus pros y sus contras. Para un usuario medio, con conocimientos básicos de informática, los comienzos en Linux no son nada fáciles, por razones que ya os contaré más adelante; sin embargo, aquellos que se dedican profesionalmente a la informática y trabajan con servidores avanzados, han encontrado en este sistema la panacea a muchos de sus desvelos (de hecho, es el que ofrecen la mayoría de los alojamientos web, y el preferido de sus clientes).
Y es que para los programadores, los diseñadores y los desarrolladores web, la velocidad y la seguridad es algo imprescindible para su trabajo, y Linux las ofrece ampliamente en comparación con sus competidores. Y también ofrece una característica bastante interesante y muy valorada por estos profesionales: es totalmente gratis. Sí, como lo oís; Linux es un software de código abierto que puede utilizarse sin hacer ninguna clase de pago por todo aquel que quiera hacerlo.
Estas tres propiedades lo hace una herramienta de trabajo perfecta para todos los profesionales del sector; sin embargo, si quieres usar Linux a nivel básico, como una alternativa a Windows, puedes encontrarte con algunas dificultades. Linux funciona con líneas de comandos, las cuales son necesarias para realizar órdenes al sistema, e incluso para instalar programas o aplicaciones; si no eres muy ducho con eso, cualquier fallo se te puede hacer un problema de solventar. Y aunque tiene un directorio de archivos perfectamente lógico, algunos usuarios de Windows pueden echar de menos el sistema de letras para nombrar a los dispositivos de almacenamiento y hacerse un poco la picha un lío, sobre todo al principio.
Este ha sido mi pequeño análisis de Linux, ahora sois vosotros los que decidís con qué sistema operativo queréis trabajar, y si os merece la pena cambiar el que tengáis actualmente.